Francisco Magallón - FOTOGRAFÍA DE VIAJE Francisco Magallón - FOTOGRAFÍA DE VIAJE

Herramientas

 

"Mujer, presencia invisible"

Fotos: 45

Es cierto que si todas las mujeres del mundo parasen su actividad, éste no dejaría de dar vueltas sobre su eje pero también lo es que muchos de los países que lo componen verían sus economías gravemente afectadas. Millones de niños morirían de hambre.


Al frente de tan solo el uno por ciento de los medios de producción, ellas aportan dos tercios de las horas de trabajo en el mundo. Sin embargo solamente poseen un escaso diez por ciento de la riqueza y en la mayoría de los casos se convierten en el punto más vulnerable de la sociedad, diana del fanatismo religioso y objeto de opresión social –especialmente en situaciones de conflicto- a fuerza de imposición de un sistema patriarcal generalizado.


Más allá del momento histórico o el lugar geográfico, tras bastidores, afectadas por la discriminación de género y desigualdad de oportunidades, ellas siempre han sido el pilar fundamental de la transmisión de los valores, la educación y la salud. Una presencia invisible e imprescindible sin la cual hubiera sido imposible la existencia.


Solo tras muchos años de esfuerzo, de forma laboriosa y ardua, sus derechos se van asentando en los países más desarrollados donde son numerosas las que han destacado en la política, las artes y en las más diversas facetas. Pero aún queda mucho camino por recorrer para hacer de este mundo un lugar más ecuánime, donde las mujeres también gocen de los derechos humanos en igualdad de condiciones: de libertad, titularidad de derechos personales, familiares, sociales, económicos, políticos y un espacio para continuar aportando su inestimable labor para el bien colectivo desde una identidad propia.


La equidad de género es una tarea de hombres y mujeres, que requiere tiempo, compromiso y recursos definidos y prolongados.


 

Compartir en